“Esquí de travesía: otra forma de entender la montaña”

“El esquí de travesía está de moda”

Seguro que muchos de los que sois amantes del esquí alpino y de la pista habéis disfrutado alguna vez subiendo tempranito después de una nevada, lo que os ha permitido marcar las primeras huellas en alguna pala o fuera de pista por nieve virgen o nieve polvo recién caída, pero no sólo habéis terminado con la mejor de las sonrisas dibujada en la cara por el hecho de haber sido los primeros en bajar y regodearos con la nieve fresca, sino por la sensación que habéis tenido en la montaña al haber podido disfrutar de la paz y el silencio unida al hecho tan gratificante que se produce al hacer una bajada difícil con nieve hasta las rodillas, adaptando vuestra técnica a las condiciones del manto nevado y a las circunstancias, para que los esquís no se queden clavados….¡¡Y es que a todos nos gustan los retos, esos que nos proponemos para esforzarnos y mejorar en lo que hacemos!!img_1353

El esquí de travesía (ski touring) tiene mucho de todo esto, ya que nos supone un reto y una nueva motivación por varios motivos:

  • Necesitamos aprender aspectos técnicos nuevos.
  • Requiere de una forma física aceptable para la subida y nos permite mejorar enormemente nuestra capacidad aérobica.
  • Nos proporciona la posibilidad de disfrutar de la paz y el silencio de la montaña ya que podemos practicarlo en zonas donde no hay remontes ni gente.Paisaje_travesía
  • Tendremos que adaptar la técnica de bajada que ya conocemos del esquí alpino al material (más ligero), a las condiciones de la nieve (normalmente virgen o polvo sin pisar) y al cansancio físico que llevamos por el desnivel acumulado durante la subida (“las piernas no responden igual”).

Pero además se trata de una disciplina de esquí mucho más sostenible al no requerir medios mecánicos para su práctica y no producir aglomeraciones de gente (salvo puntualmente cuando se organizan carreras que suponen el paso de muchos corredores por una zona determinada) y, sobre todo, mucho más barata, al no necesitar de un pase para los medios mecánicos (forfait).img_1356

Dicho esto, hoy ha sido uno de esos días en los que la alegría no te cabe en el pecho al haber podido realizar la primera ruta de esquí de travesía en condiciones en bastante tiempo, ya que por fin tenemos nieve de calidad y la sierra está preciosa lo que nos ha permitido acumular 989 m de desnivel en un recorrido de 13,51 km en un tiempo optimo, pues nos ha llevado menos de dos horas entre subida y bajada.

img_5098img_5096

img_5097

                                     Aquí os dejamos unas fotitos de como estaba la sierra para abrir boca y que veáis que no exageramos en lo que se refiere a paz y tranquilidad.img_5093

Si os ha picado el gusanillo de la curiosidad por el esquí de travesía, os emplazamos a consultarnos y apuntaros a uno de nuestros cursos de iniciación en los que combinamos técnica de subida y de bajada en diferentes tipos de nieve, adaptación a la montaña y al material, nociones de orientación y meteorología para que podáis hacer una inmersión a este deporte y disfrutar de un año que parece que será próspero de nieve.